La Pesca artesana de la Angula


Gris-2Busso-Calat

El único arte autorizado para pescar angula es el “bussó” (especie de nasa adaptada). Se trata de un aparejo de pesca en forma de receptáculo poliédrico con un esqueleto que puede ser metálico o de madera y envuelto de malla, con una cara en forma de embudo dirigido hacia dentro por donde entran los peces. Se calan principalmente en las orillas del río y en algunos canales que conectan las balsas con el mar.

Las medidas de estas artes de pesca no son arbitrarias: las limita un reglamento y, entre otras cosas, deben dejar un paso lo bastante ancho como para permitir que las angulas se escapen. Esto que desde el punto de vista de la pesca podría parecer que no tiene demasiada lógica obedece, de hecho, a razones de preservación de la especie y a seguir un sistema de pesca sostenible.

Estos aparejos se calan en la orilla del río, de forma que intercepten el paso de las angulas cuándo por la noche remontan el río. El número de aparejos de pesca que se pueden calar a la vez está limitado por ley y, en la zona en la que pescamos nosotros el máximo que se pueden instalar son 6. La colocación de estos aparejos es laboriosa y, teniendo en cuenta que se realiza en los meses de otoño e invierno, trabajamos dentro del agua con temperaturas bastante bajas.

En el resultado de la pesca intervienen muchos factores, la mayoría fuera los límites del control humano. Tienen una influencia demostrada en las capturas las fases de la luna, la temperatura del agua, las corrientes, el estado de la mar, el nivel de agua del río y la lluvia. El factor humano que tiene más repercusión en las capturas es la experiencia del pescador y el conocimiento que tiene del medio en el que pesca.

Volver